Estilo de Vida

¿Cocina abierta o cerrada? Conoce cuál te conviene más

La cocina siempre debe ser funcional y, de acuerdo con los gustos o estilo de vida, se puede crear un espacio único que haga sentir bien a ti y a los tuyos.

Lusitano1

La cocina es uno de los espacios más importantes del hogar pues allí se preparan los alimentos para todos tus seres queridos que los mantienes sanos y les proporciona la energía suficiente para todas sus actividades, además, de ser el lugar ideal para charlar sobre todo lo que les acontece, por eso, es importante determinar si la prefieres cerrada o abierta, atendiendo tus gustos y estilo de vida.

Debes tomar en cuenta que la decisión de tenerla abierta o cerrada cambiará por completo la estética de tu casa, así que aquí te decimos cómo influye sobre el ambiente dos espacios tan opuestos y lo que te puede aportar cada uno de ellos.

No olvides también que este lugar debe ser cómodo, práctico, ergonómico y, también, elegante y armonioso.

Ventajas de la cocina abierta:

  • Amplía el espacio.
  • Si las dimensiones de tu cocina no son muy grandes le ayudará que sea abierta porque esto produce sensación de continuidad.
  • Las paredes y puertas limitan el paso de la luz natural, así que si eliges esta opción, permitirás que entre  y circule libremente entre la cocina y la habitación contigua.
  • Mayor comunicación se dará entre todos pues al no haber pared, ni puerta, los que se encuentren en el otro espacio podrán platicar contigo mientras realizan sus actividades.
  • Recoger la mesa o acercarse por algo que se necesita será más fácil proporcionándole más sencillez a tus actividades cotidianas en la cocina.
  • Le dará a tu hogar un toque de modernidad ya que son cocinas más actuales
decoracion cocina

Es importante que logres el equilibrio con la zona del la sala comedor, además de considerar que el mobiliario, colores y accesorios deben estar coordinados para evitar un desorden visual y, por  supuesto, distribuir bien cada área.

Ventajas de la cocina cerrada:

  • Los olores y ruidos que produce el cocinar se quedan solamente en este espacio.
  • El desorden que se genera no afecta visualmente a las demás personas.
  • Se logra una clara separación entre cocina y sala-comedor, además de dotar a cada uno de ellos su propia individualidad.
  • Más privacidad a la hora de realizar tus actividades diarias.
  • Más autonomía para elegir mobiliario, colores y complementos tanto de la sala-comedor como de la cocina.
  • Cada área, podría tener un estilo diferente.
  • Más libertad después de cocinar. Puedes dejar para un poquito más tarde las tareas de limpieza ya que nadie lo verá.
  • Con unas puertas corredizas podrás unir, según tus necesidades, la cocina con la sala-comedor, o separarlos cuando te convenga.

Analiza los pros y los contras de estas opciones y finalmente decídete por la que más te sientas identificada atendiendo la funcionalidad y comodidad que debe prevalecer para todos.

Te recomendamos en video: