Gastronomía

Abogada transforma estados anímicos con dulzuras horneadas

Conoce la historia de Bake My Day, una deliciosa confitería en línea

Lusitano1

Los postres y las galletas son de esos pequeños placeres capaces de transformar un día ordinario en uno memorable. ¡Más aún si estos son artesanales y personalizados!

Partiendo de esta premisa nace Bake My Day, cuyo nombre es un juego de palabras derivado de la frase en inglés “make my day”, con la intención de que estas dulzuras horneadas con amor, transformen el estado anímico de las personas.

Bake My Day es un concepto de micro repostería de diseñador (designer bakery) que confecciona galletas personalizadas, merengues, pavlovas y mazapán, disponibles a través de su confitería en línea.

De acuerdo con la propietaria Luz Molinelli, el negocio se caracteriza “por elaborar productos completamente hechos a mano desde cero y por la creatividad de los diseños que se ajustan al gusto y deseo de nuestros clientes”.

“Soy abogada de profesión pero siempre me gustó la repostería. Mi madre es abogada y mi padre es el dueño de la panadería La Française en Guaynabo y Caguas. Desde tiempo inmemorial (trazado hasta los años 1700) nuestra familia se ha dedicado a las panaderías y a la elaboración de productos de trigo y repostería. De hecho, la Française tiene presencia física en Puerto Rico desde 1912. Siempre tuve el deseo de emprender un proyecto de esta naturaleza, sin embargo, no fue hasta que recibí un reto de una compañera abogada que decidí hacerle honra a mi apellido (Molinelli proviene del italiano ‘molino’ refiriéndose a los molinos de trigo) e iniciar Bake My Day. Este proyecto no pudo haberse hecho realidad sin el apoyo incondicional de mi esposo, quien es el catador principal de postres”, precisó la empresaria a Sabrosía Puerto Rico.

Entre sus productos más ovacionados mencionó las galletas decoradas con royal icing. “Realmente es una plataforma versátil donde se puede crear infinidad de diseños y sabores”, señaló.

De la experiencia que adquiere el cliente, mencionó que “me fascinan las sonrisas cuando las personas ven nuestras creaciones”.

“Los niños y niñas se ponen bien contentos con las galletas de cumpleaños o cuando pintan las galletas de nuestros kits para decorar en casa. Tengo una niña y un niño pequeño y son mi inspiración para muchas de nuestras creaciones”, contó.

En términos de los sabores explicó que cuenta con una amplia variedad de sabores creativos por temporadas.

“Nuestro sabor básico y el más popular es vainilla, seguido de limón, pero hemos creado galletas con sabores como chocolate, red velvet, cheesecake, bizcocho de cumpleaños, dulce de leche, turrón, coquito y maple-bacon”, detalló.

La inspiración para crear los distintos sabores proviene principalmente de momentos felices junto con su familia.

“Acostumbro tener una libreta a la mano para escribir ideas cuando surgen. Usualmente cuando una persona me pide que haga galletas y otros productos personalizados, esa persona viene ya con la energía y deseo de crear un momento especial para sí o para otra persona; esa felicidad es bien contagiosa y la utilizo como motor para mi creatividad”, compartió.

Las galletas personalizadas de Bake My Day se pueden ordenar enviando un mensaje a través de las  redes sociales en Facebook o Instagram

“Empacamos individualmente todas nuestras galletas para evitar que se contaminen con el manejo. A la misma vez, nuestros empaques varían temáticamente dependiendo de la época del año. La cantidad mínima para ordenar las galletas y los merengues es de una docena", puntualizó.

Te podría interesar: