Gastronomía

Divertida experiencia gastronómica en Hard Rock Café Ponce

El nuevo spot en la Ciudad Señorial invita a disfrutar de sus emblemáticos platos en una atmósfera bien agradable y segura, siguiendo los más estrictos protocolos de higiene para prevenir el contagio con el coronavirus

Lusitano1

PONCE— El recién inaugurado restaurante Hard Rock Café establecido en el vestíbulo del nuevo hotel Aloft construido en Ponce, ofrece a los invitados una divertida experiencia gastronómica que integra música, entretenimiento y algunas memorabilias de leyendas del rock and roll, a tono con la vibrante atmósfera que se siente en la propiedad.

Pero más que un restaurante de la famosa cadena americana, el Hard Rock Café ponceño se proyecta como un destino turístico con la intención de brindar a los visitantes una experiencia de esparcimiento completa.

La grata experiencia comienza al avistar una inmensa réplica de la guitarra rockera emblemática de la marca en el interior del restaurante, que se aprecia desde la carretera PR-2, esquina Santiago de los Caballeros. Se trata de una obra escultórica elaborada en madera de 60 pies de altura y casi 15 pies de ancho. La guitarra rockera creada por Michael Mercado González en colaboración con Ricky Ramos del Valle y del soldador Oswaldo Arroyo Torres, es todo un espectáculo pues durante la noche hace proyecciones de imágenes y embelesa las miradas con 18 diferentes secuencias rítmicas y luces led.

Observando los más altos estándares de higiene, el comensal podrá degustar los emblemáticos platos de Hard Rock Café como los legendarios burgers, cada uno con aderezos únicos, sabrosas salsas y ricos quesos fundidos, en compañía de los galardonados cócteles como el clásico Huracán.

Para comenzar la suculenta jornada, se sugiere el Jumbo combo que consiste en surtido compuesto por las famosas alitas crocantes de Hard Rock, las bruschettas con tomate fresco, elaboradas con un pan especial de la casa, onion rings de la casa, los fingers de pollo empanado y los deliciosos mini spring rolls. Este aperitivo es estupendo para compartir pues la porción rinde hasta para seis personas. Otras de las entradas recomendadas son el One Night in Bangkok Spicy Shrimp con camarones empanizados servidos con salsa picante sobre una cama de ensalada coleslaw y los American Sliders, tres mini burgers servidos en brioche bun.

Como parte del entretenimiento, cada hora todo el staff se reúne con una coreografía para animar a los presentes a bailar al son de la famosa canción Happy de Pharrell Williams.

“No solo queremos que los clientes vengan a comer sino también que disfruten del ambiente. Esa vibra alegre cuando las personas están bailando y disfrutando, la sentimos hasta en la cocina. Es algo bien especial que invitamos a todos a descubrir”, compartió el chef ponceño Alejandro Vélez Rivera.

Del menú se recomiendan los clásicos Legendary Steak Burgers servidos con papitas fritas o con las crujientes onion rings; el New York Strip Steak de 12 onzas; el jugoso Cowboy Ribeye de 18 onzas; las tiernas costillas Baby Back Ribs; o las famosas fajitas de la casa.

“Abrir Hard Rock Café en medio de la pandemia ha sido bien retante pero hemos construido este restaurante para que la gente tenga una experiencia memorable. Nos ha sorprendido que en el poco tiempo que llevamos abierto al público, hemos visto personas que han regresado más de dos veces por semana. El trato esmerado de nuestros empleados, el servicio y los detalles que tenemos para nuestros clientes, como los bailes de los meseros, nos distingue de otros restaurantes”, destacó Joel Rodríguez de JRC Consolidated, desarrollador del proyecto, en entrevista con Sabrosía Puerto Rico.

La carta de bebidas también incluye las clásicas batidas de cookies and cream y las Alternative Rocks, que son las bebidas sin alcohol, como las refrescantes limonadas de fresa con albahaca macerada, piña y mangó, entre mucho más.

hard rock cafe ponce Luis Raldiris (gerente general), Mihosotys Maldonado (asistente de gerente) y Roberto Rodríguez (gerente de barra).

Mientras que el toque dulce de la divertida experiencia recae sobre el Hot Fudge Brownie, servido en una enorme copa de cristal con helado de vainilla y crema batida, o el New York Cheesecake.

“Nos sentimos orgullosos de tener una marca completa. La marca Hard Rock es una marca de entretenimiento. Tenemos comida pero el enfoque es entretenimiento. Queremos una experiencia memorable para cada cliente que nos visita”, indicó Rodríguez.

El restaurante de 12,500 pies cuadrados, con capacidad para 270 invitados, está operando a un 30% de su capacidad. El espacio se distribuye entre una moderna cocina abierta, salón comedor (con memorabilia de Ricky Martin, Jennifer Lopez, Mark Anthony, Michael Jackson, Nicki Minaj, Justin Bieber, Elvis Presley y Katy Perry, entre otros), amplia barra, terraza y tienda de recuerdos.

El horario de servicio es de lunes a sábado 11:00 a. m. a las 8:30 p. m., en cumplimiento con la orden ejecutiva vigente. Por el momento, los domingos solo se puede ordenar para recoger o para ser entregado a través de las aplicaciones Lunchera y Dame un Bite.

“Hard Rock vino a Ponce porque entiende que es el destino turístico emergente de Puerto Rico y es una de las ciudades más grandes del país. La apertura de este restaurante en Ponce nos llena de mucho orgullo y de mucha felicidad. Estamos deseosos de que todo Puerto Rico nos visite y se lleven muchos recuerdos bonitos de la ciudad. Entendemos que la oferta que le estamos brindando aquí en el hotel Aloft y el Hard Rock Café, es una de clase mundial. Una oferta completa, agradable y que va a sobrepasar las expectativas de cualquier persona”, señaló el empresario, al adelantar que próximamente se anunciará la apertura del hotel Aloft Ponce.

Para reservaciones puede comunicarse al 787-861-7080 o puede acceder a este enlace.