Gourmet

Chef Juan Peña enaltece las experiencias gastronómicas en el Dorado Ritz Reserve

El chef le dio un giro a la carta de ofrecimientos de Coa Restaurant, el restaurante principal de la propiedad, que recientemente reabrió sus puertas al público.

Lusitano1

Dorado— Como una manera de honrar los frutos de esta tierra, el nuevo chef ejecutivo del Dorado Beach a Ritz-Carlton Reserve, Juan Peña, logra realzar magistralmente los sabores de la cocina tradicional puertorriqueña, sin dejar a un lado la influencia francesa que lo caracteriza.

Chef Peña fue pupilo del chef francés Jean-Georges Vongerichten y ha laborado en hoteles como el St. Regis (Río Grande) y Ritz Carlton Downtown de Atlanta. Su bagaje cultural y experiencia de alta cocina, se manifiesta en cada una de sus obras, elevando la experiencia gastronómica del restaurante Coa a otro nivel.

“Me encantó el concepto de Coa porque me encanta trabajar con el producto local y me encanta que los restaurantes me reten. Esta oportunidad representa uno de los retos más grandes porque esta propiedad es número uno y el público es muy exigente”, compartió Peña, quien está al mando de cocina y se encargó de transformar, tanto la propuesta gastronómica del restaurante Coa para desayuno y cena, así como el servicio para las habitaciones.

Por si fuera poco, también diseñó un menú para la barra de Coa con exquisitas tapas, como la combinación de queso de cabra con miel local, las croquetas de bacalao guisado y la longaniza con pique artesanal, por mencionar algunas.

“Aquí me involucro con productos de la más alta calidad, productos locales, para proporcionar nuestro toque boricua, llevando una expresión bien diferente. En cada plato hay ingredientes locales o internacionales como en el caso de algunas carnes y algunos tipos de pescado. Son carnes bien seleccionadas, de extrema calidad, para ofrecer una variedad bastante extensa al cliente y que pueda sentirse en cualquier parte del mundo, pero con toques de aquí”.

Coa es una herramienta que utilizaban los indígenas para cavar la tierra y sembrar.

“Para mí es bien importante que los visitantes conozcan nuestra base culinaria. Para que tengan una idea, tengo un sancocho receta de mi abuela en el menú de desayuno pero con productos de alta calidad. Es el sancocho de la vida. Todas las bases y las salsas las hacemos de forma artesanal en la casa con toques locales”, enfatizó Peña entusiasmado, al destacar que “me identifico con los turistas porque cuando viajamos lo que queremos es conocer la gastronomía del lugar”.

“Cuando yo viajo me gusta conocer desde lo mejor hasta lo más sencillo en términos de cultura, elaboración, etcétera. Esto nos ayuda a brindar al comensal una experiencia a otro nivel. Tanto para mí como profesional como para Puerto Rico es sumamente importante llevar nuestra cultura en cada plato, porque somos un destino gastronómico con mucho talento y queremos que la gente conozca que en la isla se come brutal”, señaló el chef ejecutivo en entrevista con Sabrosía Puerto Rico.

La carta del restaurante Coa se constituye de platos fríos, aperitivos, platos principales, carnes con salsas artesanales, pescados, y una amplia variedad de complementos y postres, que son una experiencia de por sí solos, como por ejemplo el Sueño de Coco (Coconut Dream), un besito de coco confeccionado con streusel de coco acompañado con helado de tembleque artesanal y granadas.

Entre los platillos fríos se destaca el prime tenderloin tartare, con trufas negras, yema de codorniz local, mostaza dijon y mini tostones; el crudo Kampachi; la impresionante torre de ostras y mariscos; y las ensaladas artesanales confeccionadas con Frutos del Guacabo.

De las entradas se resaltan las vieras, langostinos, la pasta bucatini, pork belly cocinado a fuego lento con glaseado de tamarindo y cilantro, y la pièce de résistance: es el foi-gras sellado con mermelada de plátano amarillo y reducción de Oporto.

El arroz turmérico de coco, pollo rostizado con un cremoso ragout de calabaza y setas, la pechuga de pato perfectamente cocinada, o la pierna de cordero deshuesada con queso de cabra local y trufas pappardelle, son otras de las deliciosas alternativas a disposición del comensal.

Los cortes de carnes provienen de las más exquisitas fuentes del mundo como Japón, Australia, Nebraska, Colorado y Puerto Rico, que se cocinan en un horno de leña hecho a la medida para Coa Restaurant, a temperaturas extremadamente altas para crear una implacable corteza y sabor único.

Para su disfrute pleno, los ofrecimientos incluyen: prime dry aged, prime tenderloin, Wagyu tenderloin o rib-eye, o NY strip Wagyu certificado y las 32 onzas de prime Tomahawk.

Mientras que los frutos del mar incluyen: lubina mediterránea elaborada con pimiento Cubanelle, chillo, rodaballo con corteza de trufas de avellanas, lenguado Dover, salmón o el atún hawaiano.

Pero no solo la propuesta culinaria es única, sino también la coctelería así como la cuidadosa carta de vinos para un maridaje perfecto.

Los amplios espacios del restaurante Coa y terrazas al aire libre con una impresionante vista hacia la costa caribeña, propician la atmósfera idónea y más segura para disfrutar cómodamente, principalmente en estos momentos que evitamos el contagio del coronavirus.

Los comensales pueden acomodarse bien sea en el Coa Bar, en el salón principal decorado con tonalidades refrescantes y madera, así como en las terrazas al aire libre o en un salón privado.

El Coa Bar ofrece música en vivo los jueves y sábados con la cantante brasilera Débora Brum, y los viernes ameniza Humberto Ramírez.

El ambiente es elegante, pero, a su vez, “cómodamente casual”, al estilo relajado que distingue el resort.

Coa Restaurant abre todos los días de desayuno de 7:00 a. m. a 11:00 a. m. y de martes a sábado de 6:00 p. m. a 10:00 p. m.

Para reservaciones puede comunicarse al (939)202-8740 o visitar OpenTable.com No es necesario ser huésped del resort para disfrutar de la increíble experiencia gastronómica.