Bebida

Endulza tu paladar con este chocolate caliente

Date un gusto con esta receta natural y rica en antioxidantes.

Lusitano1

El cacao cuenta con buenísimas propiedades antienvejecimiento, es alto en magnesio y ayuda promover la buena salud del corazón. La leche vegetal, preferiblemente la hecha en casa, es bien saludable, además está libre de hormonas, antibióticos y sustancias nocivas para nuestro cuerpo. Finalmente, las especias son ese pequeño detalle que facilitan el proceso de digestión y le dan un mayor brillo a la bebida. ¡Aquí los dejo con tremenda sabrosura!

Es una receta súper fácil, pero por más sencilla que sea sólo los ingredientes de buena calidad garantizarán un producto gustoso y, sobre todo, saludable. Por tanto, recomiendo que el polvo de cacao sea puro (sin lácteos, sin azúcar y sin productos artificiales).

Receta

¿Qué necesito?

Ingredientes:

2 tazas de leche vegetal sin endulzar

¼ taza de polvo de cacao sin endulzar -si es crudo o “raw”, ¡mucho mejor!-

¼ taza de agua

¼ taza de sirope de maple

¼ cucharadita de canela

¼ cucharadita de vainilla

1 pizca sal de mar

1 pizca clavo molido

1 pizca de pimienta de cayena

1 pizca de cardamomo molido

 

¿Qué hago?

Procedimiento:

En una olla, calentar la leche a fuego bajo junto con la vainilla y el cardamomo.  Aparte, diluir el polvo de cacao y las especias con agua templada hasta que esté libre de grumos. Una vez la leche haya tomado temperatura, y esté casi a punto de hervor, agregar el cacao diluido y sirope de maple.  Mezclar y servir.

Consejitos de la abeja:

*Si deseas una bebida libre de cafeína, sustituye cacao en polvo por algarroba en polvo (carob).

*Si quieres una fuente de azúcar totalmente integral, reemplaza el sirope de maple por pasta de dátiles. Otra buena alternativa para endulzar son las hojas de hierba dulce o estevia.

*Especias frescas, poco procesadas y bien conservadas -especialmente en un recipiente de vidrio sellado- otorgan mejor fragancia y gusto.

¡Haz tu propia leche! ¡Es muchísimo más deliciosa y saludable! Elige una taza de tu fruto seco favorito (coco, almendras, anacardos o avellanas) y licúalo con 4 tazas de agua por varios minutos. Cuélalo con un filtro de tela o una bolsa de leche. Reserva en frío y disfruta durante los próximos 4 días.

Si prefieres la bebida fría, sigue el mismo procedimiento y licúa la misma  con un una buena dosis de hielo.