Comida

#yococinaencasa: Receta para pechugas rellenas de trifongo enrolladas en bacon

Si quieres aventurarte en la cocina, esta receta te va a encantar

Lusitano1

El encierro preventivo nos ha dejado un sinnúmero de enseñanzas y tiempo de realizar una variedad de cosas que habíamos dejado en el tintero. Para algunos, este tiempo de distanciamiento social ha servido para retomar proyectos, compartir más con sus personas cercanas y, para otros, descubrir su pasión por la gastronomía.

Ante la emergencia de salud pública que vive la isla, ciudadanos y ciudadanas han tomado las redes sociales para compartir sus platillos favoritos e invenciones culinarias, mientras llevan a cabo su deber social de quedarse en sus hogares.

Inspirados por unos rollos rellenos pechuga rellena de plátano y queso, que una usuaria compartió su receta en Facebook, decidimos traer al movimiento #yococinoencasa pechugas rellenas de trifongo cubiertas con bacon y queso.

Si quieres aventurarte en la cocina, esto es lo que necesitarás:

 

pechug cubiertas con queso y bacon

 

 

¿Que necesito?

  • 4 pechugas
  • 1 paquete de tocineta
  • 1 taza de yuca, plátano verde y maduro
  • mantequilla sin sal
  • 1 cdta. de sal
  • 1 cdta. de pimienta

 

Para la salsa de queso necesitarás (ocpional):

  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal
  • ½ taza de cebolla, picada
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 ½ tazas de leche
  • Sal y pimiento al gusto
  • ½ taza de queso parmesano, rallado

 

 

¿Cómo lo hago?

  1. Precalienta el horno a 350 grados. Mientras esperas a que caliente, adoba las pechugas con sal y pimienta y córtalas en forma de mariposa. Aprovecha y hierve la yuca, los plátanos maduros y plátanos verdes.
  2. En un mortero o recipiente resistente, maja la yuca, los plátanos maduros y verdes junto a la mantequilla y ajo. Permite que la mezcla repose.
  3. Rellena las pechugas con el trifongo y ciérralas con los pedazos de bacon.
    • Tip: Para cerrarlas, puedes utilizar palillos de dientes. Recuerda quitarlos una vez las pechugas estén listas.
  4. Una vez listas, colócalas en un molde previamente engrasado con mantequilla o spray de aceite para cocinar, para evitar que se peguen, o papel de aluminio.
  5. Cocina las pechugas por alrededor de 45 minutos, mientras preparas la salsa de queso que va por encima de ellas.
  6. Prepara la salsa de queso blanco en una cacerola. A fuego medio, calienta la mantequilla y cocina las cebollas hasta que estén completamente caramelizadas por, al menos, 3 minutos. Agrega la harina y deja que dore un poco. Luego, vierte la leche y agrega sal y pimienta. Deja que hierva y retira del fuego, para que no se queme. Por último, echa el queso parmesano y mezcla.
  7. Una vez las pechugas estén listas, vierte la salsa de queso y sirve de inmediato.

 

Te recomendamos: