Postre

Receta: Pie de calabaza al estilo gourmet

Es económica, fácil de hacer e infinitamente mejor si se hace en casa.

Lusitano1

Con la cantidad de calabaza fresca que tenemos en Puerto Rico todo el año no hay razón para no hacer este postre en casa. La calabaza se puede hervir también pero prefiero hacerla al horno para que no tenga nada de humedad.

Es de suma importancia que cuando se esté haciendo la masa, la misma quede grumosa. Contrario a por ejemplo el pan, que se busca trabajar mucho la masa para que quede lisa, la meta aquí es trabajarla lo menos posible y que quede grumosa.

Las recetas para la masa de tarta siempre piden que luego de enfriarla se aplaste con un rodillo y que se enrolle en el mismo rodillo, se levante y se extienda en el molde. No sé si es por el calor y la humedad que tenemos en el trópico, pero a mí se me hace tan difícil este paso que siempre termina en desastre. Ahora simplemente llevo la bola de masa directo al molde para tartas y con las manos la voy extendiendo hasta los bordes.

Cuando agregues el agua helada a la masa procura que no se cuele ningún hielo.

Ingredientes

Para la masa

  • 1 1/4 taza de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de azúcar blanca
  • 1 palo de mantequilla fría cortado en cubitos
  • 4 cucharadas de agua helada (agua con mucho hielo)

Para el relleno

  • 1 libra de calabaza, pesada después de haberla pelado y limpiado.
  • 1 lata de leche condensada de 13.4 onzas
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo o fresco (si es fresco pícalo bien)
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • Una pizca de nuez moscada, alrededor de 1/4 de cucharadita
  • Una pizca de sal
  • 2 huevos

Procedimiento

Corta la calabaza en pedazos medianos y lleva al horno a 400° Fahrenheit durante 40 minutos. Asegúrate de cubrir con aluminio o tapa para que se cocine bien.

En lo que se cocina la calabaza ve preparando la masa. Para esto, mezcla en un bol la harina, sal y azúcar.

Pon los cubos de mantequilla fría sobre la harina y con dos cuchillos haz movimientos cortantes de adentro hacia afuera, mezclando así la mantequilla con la harina. La meta es que la mantequilla y la harina se mezclen pero que la masa quede grumosa. Continúa haciendo esto hasta que no queden pedazos grandes de mantequilla y que los grumos se hagan pequeños y queden más o menos del mismo tamaño.

Agrega una a una las cucharadas de agua helada, haciendo los movimientos cortantes con los cuchillos luego de cada adición.

Una vez hayas incorporado todo el agua junta toda la masa con las manos para formar una bola. Ojo, procura no amasarla mucho, sólo lo suficiente para formar la bola.

Cubre con plástico envolvente y lleva a la nevera durante 1 hora.

Cuando la calabaza se haya terminado de cocinar lleva a un bol, maja y deja enfriar.

Una vez se haya enfriado un poco la calabaza, agrega la leche condensada y mezcla bien.

Agrega las especias y los huevos y mezcla bien.

Enciende el horno a 425° Fahrenheit y engrasa con mantequilla un molde para tartas.

Cuando la masa haya pasado 1 hora en la nevera, sácala y ponla en el molde. Aplasta con las manos y ve extendiendo con los dedos hasta que cubra el fondo y las paredes del molde. Asegúrate de que esté distribuida de manera equitativa.

Con un tenedor, hazle muchos agujeritos a la masa.

Pon el relleno dentro de la masa y lleva al horno durante 15 minutos.

Baja la temperatura del horno a 350° Fahrenheit y cocina durante 30 minutos. Si al perforar con un cuchillo el mismo no sale limpio cocina unos minutos más.

Una vez retires la tarta del horno deja enfriar por completo antes de servir.

Sirve con crema batida, preferiblemente hecha en casa.

Víctor Hanzlík Valentín es el creador del blog El Gourmet Pelao. Para ver sus recetas acceda a su página electrónica El Gourmet Pelao y en Instagram https://www.instagram.com/elgourmetpelao/

Te podría interesar: