Postres

Para quedar como la reina de los postres: Cheesecake clásico fácil, rápido y sencillo

Es el mejor dulce de la repostería americana

El cheesecake es una de las especialidades más conocidas entre la repostería americana y apreciada en el resto del mundo. Rara es la persona en el mundo que no le guste este delicioso postre.

Investigadores del arte del buen comer, aseguran que esta torta de queso se dio a conocer por primera vez en la antigua Grecia durante la celebración de los Juegos Olímpicos del 776 AC.

Se eligió este postre porque resultaba un muy buen aporte de energía para los deportistas y atletas.

En América, su llegada se dio por un error en la cocina de William Lawrence, un productor lechero que quiso competir con un queso francés pero su receta no resultó como esperaba.

Sin embargo, ese contratiempo generó un gran invento: el queso crema, que le dio el toque definitivo y particular al famoso cheesecake, reseñó La Nación.

El ingrediente protagonista de esta tarta es el queso crema y su característica base crujiente se obtiene al moler o triturar galletas y mezclarlas con manteca y azúcar.

Receta clásica del cheesecake

Ingredientes

Para la base

2 tazas de galletas de vainilla trituradas

3 cucharadas de azúcar granulada.

1/3 de taza de mantequilla o margarina derretida.

Para la tarta

4 paquetes de queso crema de (8 onzas cada uno).

1 taza de azúcar granulada.

1 cucharadita de vainilla.

4 huevos.

Mermelada de fresa.

Preparación

Precalentar el horno a 180 grados. Mezcla las migajas, con 3 cucharadas de azúcar y el 1/3 la mantequilla; presiona esto firmemente contra el fondo de un molde con aro desmontable (springform pan) de 9 pulgadas.

En un tazón grande, bate bien el queso crema, 1 taza de azúcar y la vainilla con una batidora eléctrica. Agrega uno por uno los huevos; después de añadir cada uno, bate a velocidad baja sólo hasta mezclarlo. Vierte la mezcla en la base del pastel.

Hornea el cheesecake 55 minutos o hasta que el centro esté casi cuajado. Pasa un cuchillo o espátula de metal por el borde del molde para despegar el pastel; déjalo enfriar antes de quitarle el aro al molde.

Colóquele encima la mermelada de fresa y refrigéralo durante 4 horas.

Tags

Lo Último

Te recomendamos