Comida

¿Quieres preparar las mejores papas? Conoce algunos secretos

Las papas majadas no pueden faltar en la mesa.

Lusitano1

Las papas majadas son un plato de acompañamiento muy común y también pasado por alto. Unas buenas papas majadas bien hechas te van a dejar chupándote los dedos. A través de los años he intentado varias formas de hacer las papas majadas, pero en esta ocasión te digo los secretos para hacer las mejores papas majadas.

En primer lugar, tenemos que usar unas papas apropiadas para majar. Uno de los elementos más importantes de las papas majadas es la textura. Para la mejor textura se requieren  papas con alto contenido de almidón. Entre las papas ideales se encuentran las papas “russet“.

Típicamente las russet son las papas que usamos para asar al horno, pero también son buenas las papas que vienen para cocinar que tienen cáscara dura. Ese es el detalle: la cáscara. Las papas con cáscara más suave (waxy) son mejores para hervir enteras o en pedazos grandes y usualmente se cocinan con todo y cáscara. Las ideales para las papas majadas son las de cáscara dura.

Para cocinarlas: se pelan las papas se cortan en pedazos y se hierven con un poco de sal hasta que ablandan. Luego procedemos a majarlas.

fgdfg

Muchos no están familiarizados con este utensilio que en inglés se llama “ricer” (en español “pasapurés” o “prensador”).  Este es ideal para majar las papas porque crea una textura “fluffy” que no se obtiene con otros utensilios.

Una vez majadas las papas, toca sazonarlas. Y si quieres aprender cómo hacerlo, sigue leyendo aquí.