Actualidad

''Comfort food'' en todo su apogeo en Lolo's Mac & Grilled Cheese

El queso es protagonista de este pop up del chef Carlos Portela, ubicado en Lote 23.

Lusitano1

Con extraordinarias opciones de grilled cheese y mac n' cheese un nuevo vecino en Lote 23 en Santurce ha llegado para cautivar el paladar de muchos comensales.

Bajo el nombre, Lolo's Mac & Grilled Cheese, el pop up de comida callejera o street food del chef Carlos Portela comparte una visión culinaria similar a la de su restorán Orujo, Taller de Gastronomía en Caguas, la cual hace énfasis en la utilización de productos locales para obtener un servicio de excepcional calidad.

Y es que con el menú de Lolo's las personas amantes del queso pueden obtener descomunales dosis del alimento (en todas sus variantes), entre los que destacan emparedados con pan directo de Juana Díaz y macarrones fusionados con tocineta, jamón serrano y pollo.

De igual forma, algunos productos nativos de la carta del restaurante cagüeño como foie grass, cachetes de cerdo, rodaballo y bacalao a la plancha, son incorporados en las recetas.

''Es el menú de Orujo en un concepto en street food, utilizando cada uno de los platos principales y artículos que vendo en Orujo como vehículo para presentar lo que tenemos en Caguas. Con esto tengo los dos extremos sin perder la esencia del restaurante'', explicó el chef a Sabrosía Puerto Rico.

Aunque este concepto estaba en planes de lanzamiento previo a la llegada del huracán María, el paso del fenómeno (en septiembre pasado) dio un empujón extra para presentarlo al público de ''Lote'', mientras Orujo se prepara para una reapertura pos-huracán.

''Sirvamos lo que sirvamos, hagamos la comida que hagamos, no importa, siempre va a estar la esencia de Orujo. Todos los conceptos que vayan a nacer, desde nuestra compañía, lo harán alrededor de Orujo'', aseguró Portela.

En Lote 23

Según Portela, en Lote 23 existe una colaboración de cocineros diferente a otras, debido al ''apoyo mutuo'' y que ''cada uno celebra el triunfo del otro''.

''Al fin y al cabo la comida y nuestro trabajo es donde podemos traducir nuestros sentimientos'', concluyó el chef.

Notas relacionadas: